Saltar al contenido

Productos OEM: qué son y para qué se usan

Productos OEM

Los productos OEM (Original Equipment Manufacturer, en español Fabricante de Equipo Original), son aquellos productos no acabados que son hechos por una empresa específica para después venderlos a otra empresa, quienes acaban el producto y lo comercializan. Este modelo de negocio reduce costes de producción, y está popularmente enfocado en el área de tecnología, donde da muy buenos resultados.

Los productos OEM no se limitan a componentes físicos, también se encuentran en el campo de las aplicaciones y software. La lectura de este artículo explicará los detalles de los OEM y dará a entender cómo empresas de la talla de AMD, Apple o NVIDIA están dentro de este modelo.

Para qué se usan

Los productos OEM se usan principalmente para reducir costes de producción. Así pues, gracias a estas compañías, se pueden obtener productos tecnológicos más económicos. Si las empresas que comercializan dispositivos con tecnología de punta como smartphones tuviesen que fabricar todos sus componentes, chips y cámaras, seguramente se obtendrían móviles más caros.

Esto no quiere decir que los gigantes de la industria tecnológica como Apple o Samsung no fabriquen sus propios componentes. De hecho lo hacen, pero en la mayoría de los casos, recurren a compañías OEM para que terminen de desarrollar los componentes faltantes de un proyecto en específico. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que las compañías proveedoras muchas veces hacen otros productos diferentes, ampliando la oferta para otras empresas que quieran tener sus servicios.

En el ámbito de los productos OEM también existen empresas que fabrican productos acabados para otras compañías. Estos realizan todo el proceso de subcontratación de la manufactura y se limitan a recibir el diseño conceptual de cualquier producto, con el logo de la empresa que los contrató. Es decir, sería como si una empresa ha contratado a otra para que haga un dispositivo completo y que lleve su nombre, pero el verdadero fabricante, es la empresa manufacturera.

En muchos casos, una compañía poderosa se puede asociar con varias OEM y llegan a un acuerdo. Este acuerdo radica en el hecho de que dichas empresas OEM les ofrecerán un tipo de componente a un precio estimado. Dicho precio suele ser más económico si le compran los productos exclusivamente a estas empresas fabricantes.

Tipos de productos OEM

Existen varios tipos de productos OEM en los que muchas compañías basan la construcción de sus dispositivos terminados. No solamente hay empresas OEM dedicadas a ofrecer componentes baratos y otro hardware. También, el software y las aplicaciones de terceros entran dentro del renglón de un Fabricante de Equipo Original.

Hardware OEM

Hardware OEM en el mercado

En cuanto al hardware, las empresas OEM son capaces de producir desde cables, hasta computadoras completas y perfectamente ensambladas. Cabe recordar que estas empresas fabrican lo que otros clientes quieren que fabriquen para ellos. En la mayoría de los casos, este tipo de organizaciones son marcas registradas también, ya que desarrollan productos propios y desarrollan productos para terceros.

Productos como unidades ópticas, CPU, discos duros y demás, son considerados como hardware OEM. Aunque un hardware de este tipo es similar en cuanto a prestaciones a un hardware retail, lo cierto es que muchas veces no vienen con componentes adicionales. Esto quiere decir que si se compra un procesador OEM, puede que el ventilador no venga incluido.

Además, un hardware OEM tiene una garantía menos duradera que otra de denominación retail y muchos no incluyen software de apoyo o que los haga funcionar por completo. Si una empresa de este tipo fabrica discos duros para otra, la compañía OEM vende estos componentes para que la empresa que compre dichos discos duros, pueda personalizarlos con su marca en específico.

Software OEM

En cuanto al software OEM, se vende combinado en algún tipo de hardware en la mayoría de los casos. Si no es así, este software se vende en un disco óptico (CD o DVD). De igual forma, el software OEM está enfocado al modelo de negocio llamado B2B (Business – to – Business). Este modelo de negocio se basa en la alianza de 2 compañías cuyo objetivo es ofrecer a los usuarios finales un producto más completo.

El ejemplo más claro de este tipo de software OEM es Microsoft. Esto debido a que, aparte de tener licencias directas para usuarios finales, tiene distintas licencias OEM que ofrece a los fabricantes de computadoras para que las instalen en ellas. De esta manera, se obtiene una PC con Windows preinstalado de forma nativa.

Generalmente, la versión OEM de cualquier software o aplicación se puede tener al comprar algún tipo de hardware. Un fabricante de computadoras no solamente establece un contrato de compra y distribución con una OEM de hardware. También, establece contactos de software de este tipo para que dicha computadora sea funcional.

Ventajas y desventajas

Ventaja de los productos OEM

Este modelo de negocio ha sido exitoso en cuanto a compañías de tecnología se refiere. Por ello, tiene muchas virtudes, pero no todo es perfecto. Las desventajas de los productos OEM son considerables y hay que tomar una decisión importante a la hora de adquirir productos fabricados de esta manera.

Ventajas

  • Los fabricantes de productos OEM se especializan en los mismos, aumentando la calidad y la durabilidad.
  • Los costes de desarrollo y producción son bajos. Sobre todo si son fabricantes de componentes para computadoras.
  • Las empresas OEM experimentan con mejores e innovadoras tecnologías.
  • Permite que las organizaciones se enfoquen en sus propios productos terminados, en vez de gastar recursos en fabricar todos los componentes de un mismo artículo.
  • Los productos de estas empresas tienen más vida útil. Esto debido a que al especializarse en ellos, la calidad es mucho mayor.

Desventajas

  • En cuanto a productos informáticos se refiere, el soporte técnico es limitado y en algunos casos, es nulo.
  • Muchos fabricantes OEM tienen stocks limitados y mucha demanda. De modo tal que la disponibilidad de productos de este tipo sería reducida.
  • En caso de fallas en los componentes, mucha de la responsabilidad la carga la empresa que ha comprado los componentes, no el fabricante.
  • El proceso de fabricación y distribución puede alterarse si no hay coordinación. Esto sucede cuando se contrata 2 empresas para hacer hardware y software OEM, si alguna falla en el calendario, afectará toda la producción de los componentes.