Mi PC se apaga sola: cuáles son las posibles causas y soluciones

Son varios los factores que pueden provocar que en determinado momento, tu ordenador (ya sea de escritorio o portátil) deje de operar y termine apagándose solo, con o sin alerta previa, justo en el momento en el que más lo necesitas.

En esta nota, te enumeramos y describimos las causas más frecuentes que podrían estar ocasionando esa falla repentina en tu PC, algunas más graves que otras. Te sugerimos evaluarlas una por una, detenidamente, para descubrir que le está pasando a tu fiel compañero.

Sobrecalentamiento del procesador

Se trata de uno de los principales motivos por el cual una computadora puede apagarse espontáneamente. Colocarla sobre la cama, encima de alguna manta o sobre cualquier otra superficie de tela, puede derivar en un calentamiento excesivo que orillará al equipo a apagarse solo, con la finalidad de autoprotegerse y evitar así, daños críticos.

Otros elementos que pueden afectar la actividad normal de tu PC y elevar considerablemente su temperatura, son problemas con el ventilador o los disipadores de calor que impiden un enfriamiento adecuado; excesiva suciedad o polvo en los componentes, así como también insuficiencia de pasta térmica en el enfriador de la CPU (si se trata de este último, deberás acudir a un técnico especializado).

Falta de energía eléctrica

Esta suele ser otra razón muy común que ocasiona que muchas veces el ordenador se apague automáticamente. Puede deberse a una unidad de alimentación deficiente o a problemas con la conexión eléctrica como cortes de energía, sobrecargas o una subida de tensión, que imposibilitan un envío del voltaje apropiado, perturbando el funcionamiento del equipo.

Pantalla azul

Si te parece una pantalla azul por unos instantes, acompañada de un mensaje y un código de error y luego el ordenador se apaga, es una indicación de un problema grave del sistema.

La pantalla azul de la muerte en Windows conocida también como BSOD (Blue Screen Of Deat) nos anuncia que algo va mal, que existe un fallo y que debemos detectarlo lo más pronto posible. Podría tratarse de un defecto del hardware, software o de algún controlador que está obligando a Windows a decirte adiós.

También, puede que la causa no provenga del interior de computadora sino de los dispositivos periféricos conectados a la misma, como pendrives, teclado, impresora, webcam o incluso el ratón, generando fallos en el sistema.

BSOD (Blue Screen Of Deat)

Placa madre dañada

Sin duda, otro gran inconveniente que puede estar generando la interrupción brusca de tu PC es un daño o defecto en la placa madre. En algunos casos, podría ser debido a condensadores explotados o hinchados por un exceso de temperatura. Cabe mencionar, que dichas piezas son claves para que el computador opere correctamente.

Pero para poder determinar si este es el verdadero problema es necesaria la ayuda de un especialista informático, ya que la manipulación de la placa madre se debe realizar minuciosamente y con extremo cuidado.

Virus

Actualmente existen todo tipo de virus dentro de la red que pueden resultar muy perjudiciales, especialmente, para aquellas computadoras que no se encuentran debidamente protegidas con scanners o antivirus eficaces.

Los malwares ya sean gusanos, troyanos, spyware o cualquier otro, tienen como meta infiltrarse y alterar la PC o su sistema de información sin el consentimiento del dueño o usuario.

Están permanentemente al acecho y si no se los combate, pueden terminar deteriorando el disco duro de tu equipo una vez infectado. Comenzarán estropeando no solo tu navegación en internet, sino que también los comandos, lo que obviamente, conllevará a un apagado automático e inesperado luego de un determinado tiempo.

Por ello, es crucial detectar los virus a tiempo para lograr mantener a salvo tus archivos, programas e incluso para salvaguardar tu equipo. Es esencial, a la primera sospecha de ataque, tomar las medidas pertinentes para que el virus no destruya la valiosa información que tienes alojada en tu computadora y culmine su trabajo dejándola inservible.

Sobrecarga informática

Esta suele ser otra causa bastante frecuente. Generalmente, una PC suele tolerar muy bien todo tipo de cargas, pues está preparada para ello sin embargo esto no siempre ocurre.

Algunos juegos modernos muy potentes o ciertas aplicaciones exigentes pueden ocasionar una sobrecarga muy fuerte que impida a tu procesador soportar el peso, sobre todo si posee una configuración débil.

Por ende, al llegar a un cierto nivel de saturación se activará un sistema de autoprotección para que no se queme y la máquina terminará apagándose por sí sola.

En conclusión, son diversas las razones por las cuales una computadora puede apagarse sorpresivamente, las causas expuestas anteriormente son las más habituales.

No obstante, lograr diagnosticar con certeza el asunto y resolverlo, dependerá de la gravedad del mismo. En algunos casos, podrás solucionarlo tú mismo una vez identificado el problema, pero en otros requerirás de la mano de un experto. ¡Esperamos haberte ayudado!

 

Subir