Ley de Moore: explicación, aplicaciones, límite y actualidad

Ley de Moore explicación, aplicaciones, límite y actualidad

La Ley de Moore fue un principio escrito por el ingeniero Gordon Moore en 1965, durante su desempeño como director de los laboratorios Fairchild Semiconductor. Él fue la primera persona en plantear una teoría, más bien similar a una especie de predicción, en la que se establece que el número de transistores de un microprocesador aumentaba o se duplicaba cada año. Esto terminó convirtiéndose en tendencia, tras apreciarse con el paso del tiempo.

Sin embargo, en 1975, Gordon (quien ahora era cofundador de Intel) replanteó su propia teoría al darse cuenta de que la multiplicación de transistores ocurría cada dos años. Esto es algo que, hasta el presente, ha generado grandes aportes a la informática y, por consiguiente, al desarrollo de hardware. Por lo cual, en el siguiente texto se explica más acerca del tema y la importancia que la Ley de Moore tiene para el avance de la tecnología.

Ley de Moore explicada

De acuerdo con Gordon Moore, “el número de transistores por unidad de superficie en circuitos integrado se duplicará cada año”, aunque esto fue modificado años más tarde por él mismo. En términos simples, lo que esta ley quiere decir es que, si en la actualidad es posible incluir 500 transistores en un microprocesador, en dos años este número se convertirá al doble. Lo que permitirá hallar 1000 transistores sobre la misma superficie.

Esto se debe a que, a medida que avanza el tiempo, el desarrollo de nuevas tecnologías busca maximizar el rendimiento usando superficies cada vez más pequeñas, con mayor velocidad. Por lo que, al comparar un ordenador de una década atrás con un modelo reciente, es posible hallar múltiples diferencias, entre las que se incluye el tamaño.

La Ley de Moore explicada
De la misma manera, un computador que hoy puede ser considerado de última generación, en un par de años será visto como algo antiguo, pues contará con mayor cantidad de transistores. En este sentido, la ley de Moore lo que pretende explicar es que, a medida que pasa el tiempo: los ordenadores, sus componentes y la potencia informática que estos emplean se vuelve más rápida.

Sin embargo, es importante aclarar que la Ley de Moore no se refiere a la velocidad de un procesador, sino más bien en la cantidad de transistores que se pueden incluir en su superficie. Esto es algo que muchas personas confunden y por lo que, hoy en día, aún se debate si la teoría de Gordon sigue siendo válida.

Importancia y utilidad

Importancia y utilidad de la Ley de Moore
La Ley de Moore resulta de gran importancia
y utilidad para el continuo desarrollo de nuevas tecnologías. Pues en la actualidad se sigue empleando la teoría planteada desde el principio, la cual explica que el tamaño de la superficie siempre es el mismo, independientemente de la cantidad de transistores que esta pueda incluir. Esto último se puede traducir en una fórmula simple: MTr/mm² (millones de transistores por milímetro cuadrado).

Estos pequeños interruptores electrónicos de encendido y apagado, situados en procesadores, microchips y diminutos circuitos eléctricos, son los encargados de la velocidad del ordenador. Puesto que, mientras más rápido procesan las señales eléctricas, más eficiente se vuelve el computador.

Y es allí donde entra la Ley de Moore, permitiendo que ingenieros y especialistas en informática busquen constantemente la forma de crear mejores máquinas sin emplear tantos recursos. Es por ello que, es muy frecuente encontrar ordenadores de mayor rendimiento, capaces de realizar tareas de manera automatizada, por un precio mucho más asequible para los consumidores. Puesto que, con respecto a fabricación de hardware, el costo fue menor.

Actualidad: qué ocurrirá con la Ley de Moore

En la actualidad es muy común ver la aplicación de la Ley de Moore en varios dispositivos electrónicos, entre los que se encuentran Smartphones y ordenadores de sobremesa. Incluso, es posible observar este tipo de tecnología en medios de transporte y equipos médicos. No obstante, la presencia de silicio como elemento principal en su fabricación, hizo que millones de empresas busquen una alternativa más rentable a largo plazo.

Por otro lado, el constante debate entre defender o anular la existencia de esta teoría ante nuevos planteamientos cobra fuerza con el paso del tiempo. Resultando en la aparición de nuevas “Leyes”, como es el caso de la Ley de Huang, la cual plantea que en los últimos años la capacidad de progresión de cálculo se ha incrementado mucho más de lo que dijo Gordon Moore.

Ley de Moore en la actualidad
Lo que ha dado lugar a que procesadores gráficos, como los NVIDIA, permitan mayor fluidez y rendimiento en la ejecución de videojuegos en ordenadores y consolas de video. Logrando con ello alcanzar nuevos niveles de cálculo que resultan sorprendentes en áreas de aprendizaje, como la inteligencia artificial. Lo cual indica o supone un incremento mucho mayor al que planteó Moore hace varias décadas y que se puede apreciar claramente en la llamada “era de la computación”.

Por lo que, se podría concluir que la Ley de Moore dejará de ser válida con el paso de los años, teniendo en cuenta el crecimiento tan acelerado de la tecnología. No obstante, aún hay muchos profesionales de la informática y ciencias relacionadas con esta, que defienden el planteamiento original de Gordon.

El futuro del hardware

El futuro del hardware con la Ley de Moore
La presencia de silicio en el ensamblaje de transistores resultaba algo poco beneficioso, pues, además de no permitir una correcta conducción de electrones, limita la movilidad de los mismos. Es por ello que, muchas empresas alrededor del mundo buscan alternativas más eficientes y rentables, que permitan continuar con el desarrollo de nuevas tecnologías.

Lo cual hace posible la existencia de procesadores mucho más eficientes y económicos en la actualidad, pues el costo de producción es menor para los fabricantes. Por consiguiente, se espera que, con el paso de los años el procesamiento automatizado presente en diversos dispositivos sea mejor y que conceptos como “inteligencia artificial” sean más comunes entre la sociedad.

En conclusión, la Ley de Moore es más una predicción que estableció el desarrollo de la tecnología desde un inicio y que, hasta el momento, ha resultado cierta en cada etapa del tiempo. Permitiendo no solo el maximizar recursos a las empresas, sino también la creación de nuevas herramientas tecnológicas de gran utilidad, como Smartphones y superordenadores.

Subir