Saltar al contenido

Cómo desactivar Windows Defender definitivamente

cómo desactivar windows defender

Si eres un usuario de Windows, por defecto, tendrás integrado en tu ordenador el Windows Defender, cuyo propósito es proteger al sistema operativo de la amenaza de los virus (sin tener que instalar otro programa); no obstante, te habrás dado cuenta de que puede llegar a ser muy molesto. Algunas de las razones son: notificaciones incesables, archivos eliminados por ser detectados incorrectamente como amenazas y la obstrucción de descargas e instalaciones.

Deshacerse de Windows Defender no es igual que desinstalar cualquier otro programa, y es posible que puedas dañar algo intentándolo sin tener idea alguna. Pero, no te preocupes, esto es debido a que se trata de un programa integrado en el propio sistema, por lo tanto, es imposible removerlo, pero no desactivarlo. Y, a pesar de su dificultad, solo debes seguir cualquiera de los métodos detallados a continuación, los cuales te ayudarán a desactivar Windows Defender definitivamente, sin más complicaciones. 

A través del menú de configuración

La desactivación de Windows Defender a través del menú de configuración es la más rápida y sencilla; sin embargo, este método simplemente desactiva temporalmente la protección en tiempo real y no el programa en su totalidad, por lo que los exámenes programados y otras funciones, seguirán funcionando.

  1. Dirígete al menú de inicio, ya sea apretando sobre el icono de la barra de tareas o en la tecla que dice “Menú” (dependiendo del teclado, también puede ser el logo de Windows), luego, aprieta en “Configuración”.
    Configuración
  2. Se abrirá el menú de configuración, aquí, tendrás que entrar en “Actualización y seguridad”.
  3. Acto seguido, le das a la opción “Seguridad de Windows”, ubicada en el menú de la izquierda. Después, seleccionas “Protección contra virus y amenazas”, cuando te aparezcan las opciones.
  4. Se abrirá una nueva ventana, deberás buscar un apartado que dice “Configuración de antivirus y protección contra amenazas”, y presionar sobre “Administrar la configuración”.
  5. Ahora, en el apartado “Protección en tiempo real”, deberás deslizar el interruptor hacia la izquierda; el sistema te pedirá confirmar con permisos de administrador esta decisión, presionarás en “sí”.

Con estos cinco pasos, habrás desactivado temporalmente la protección en tiempo real de Windows Defender. Si deseas desactivar todas las funciones definitivamente, puedes intentarlo con los otros dos métodos que te explicamos aquí.