Saltar al contenido

DDR: diferencias entre memorias DDR, DDR2, DDR3 y DDR4

Modelos de DDR

La tecnología DDR (Double Data Rate, en español Doble Velocidad de Transmisión de Datos)  es la utilizada en las memorias RAM. La evolución de esta tecnología se da en generaciones, teniendo la última generación mayor tasa de transferencia de datos que las anteriores. La primera de estas generaciones vio la luz en el año 2000.

Con cada nueva generación, aparecen placas base con arquitecturas orientadas a estas, que se diferencian de sus predecesoras tanto físicamente como en sus capacidades, por lo que no es una tecnología retrocompatible. Este artículo detalla las características principales de cada una de las generaciones conocidas como DDR, DDR2, DDR3 y DDR4

Diferencias entre las distintas generaciones

Como su nombre lo indica, Double Data Rate (DDR) quiere decir que es capaz de hacer 2 tareas de escritura y 2 tareas de lectura por cada ciclo del reloj. Si bien esta función es lo que tienen en común todas las DDR, las generaciones nuevas tienen mejoras sustanciales. Por ello, técnicamente hablando, son diferentes gracias a las mejoras y a los cambios que se implementan con cada generación.

DDR

Si bien se lanzó al mercado en el año 2000, no fue sino hasta 2002 que se empezó a utilizar masivamente. Su capacidad máxima era de 128 MB, así que no había módulos con más de 1 GB de capacidad.

DDR2

Este tipo de memoria gastaba menos energía que su predecesora, pero tenía el doble de su capacidad máxima, la cual alcanzaba los 256 MB. De esta forma, se llegaba a los 2 GB por módulo. La velocidad de la misma, como es lógico, se multiplicó hasta los 533 MHz.

DDR3

El salto generacional de la DDR2 a la DDR3 fue cuantioso. Esto debido a que se implementaron perfiles XMP. Así, se tenía una velocidad de 1066 MHz, con el poder de aumentarla más. Igualmente, su capacidad llegó hasta los 8 GB por módulo de memoria RAM instalado.

DDR4

La cuarta generación de memorias RAM DDR4 reducen el gasto de voltaje hasta unos increíbles 1.35 V. Aunado a esto, la velocidad también se ha incrementado exponencialmente con respecto a las generaciones anteriores, siendo las primeras DDR4 de 2133 MHz. Por supuesto, esta velocidad ha ido en incremento y hay módulos disponibles hasta de 32 GB, ampliándose con el tiempo.

DDR5

La quinta generación de DDR verá la luz el próximo año y se estima que tendrá un ancho de banda de unos 6.4 Gbps en sus primeros modelos. Además, será la primera memoria DDR que va a tener doble cana en un solo chip. El consumo de la misma bajará gracias a que en cada generación, esta tendencia es imparable, llegando a trabajar con unos 1.2 V. La capacidad de almacenamiento también se verá incrementada, ya que cada módulo de memoria será de 128 GB.

Se notan diferencias físicas

DDR tipos

Las diferencias técnicas son bastante notables en lo que respecta a las generaciones de memorias DDR. Particularmente, existen diferencias físicas entre ellas, debido a que no son compatibles entre sí. Esto quiere decir que una memoria DDR2 será compatible en una placa base cuyos slots de memoria RAM sean para DDR3 y viceversa.

Todas las memorias DDR vienen con una incisión o una ranura en la zona de contactos o en los pines. De allí que no puedan instalarse en placas base de otras generaciones. De hecho, si se intenta forzar la introducción de una memoria RAM que no corresponde, se puede dañar, así como también, se puede dañar el módulo de la memoria.

En cuanto a las memorias DDR4 se refiere, además de la ranura, estas vienen con una especie de cresta en ese mismo orificio. Es así como la parte de la ranura no es completamente plana, así que es imposible instalarla en otro módulo y tampoco se puede instalar otra memoria RAM en el módulo DDR4 de la placa base.

Dicho esto, los pines o contactos sí han cambiado a lo largo de las generaciones de memorias DDR, así como también, el lugar en donde va la ranura o incisión en dichas memorias.

  • DDR: 184 pines.
  • DDR2: 240 pines.
  • DDR3: 240 pines.
  • DDR4: 288 pines.
  • DDR5: 288 pines.

Cabe destacar que los pines son para los formatos DIMM clásicos. Por supuesto que hay formatos SO-DIMM y Micro DIMM. En el caso de la memoria DDR4, ya el formato Micro DIMM no existe.

Diferencias de memorias DDR en rendimiento

Una de las diferencias más notables entre las generaciones de memorias DDR, radican en su rendimiento. A medida que la tecnología en este campo avanza, el rendimiento mejora aún más, creciendo exponencialmente cada vez que se lanza al mercado una nueva generación de memoria DDR.

Es tanta la mejora en el rendimiento de las mismas en solo 20 años, que se ha pasado de los 400 MHz de una DDR, hasta los 2666 MHz en una memoria DDR4. Así pues, con los saltos generacionales, vienen también una actualización de otros componentes de la computadora, los cuales hacen que las memorias DDR trabajen mejor.

Además, con cada generación, el consumo de energía ha decaído enormemente, tanto es así que se espera que una memoria DDR5 tan solo tenga 1.2 V de consumo. Esto hace que el rendimiento de la misma sea superior y que la energía que gasta para trabajar en perfectas condiciones sea mínimo.

Estas diferencias se pueden ver en cuanto se utiliza una PC. Una persona que ha tenido computadora desde el año 2000, seguramente sabrá de forma empírica cuánto ha avanzado la tecnología en cuanto a memorias DDR. Lo mismo ocurre cuando alguna persona juega en la computadora, tiene que tener memorias de mucho mejor rendimiento que las convencionales y sabrá las diferencias entre unas y otras.

Latencia y frecuencia de una DDR

Latencia de la DDR

Por lo general, cuando se va a comprar una memoria DDR lo primero que debe tomarse en cuenta es su frecuencia o velocidad, la cual se mide en MHz. De esta forma, mientras más rápida sea dicha memoria o más frecuencia tenga, el rendimiento será mucho mayor y la computadora va a funcionar más rápido de lo normal.

En cuanto a la latencia, es un elemento esencial para que una memoria de este tipo tenga el mejor rendimiento en las tareas que haga. La latencia puede definirse como el tiempo que pasa desde que la memoria recibe cierto comando, hasta que ejecuta el mismo. Lo que se puede traducir en el tiempo en el que se ejecutan 2 acciones. Así pues, mientras más baja sea la latencia mejor.

Esto debido a que, si el tiempo de ejecución de 2 tareas o comandos es menor que el estándar, la memoria DDR trabajará más rápido y en valores más constantes. Una percepción errónea es que, mientras más alta sea la latencia, mejor, cosa que sucede al contrario. Esto debido a que cuando la latencia aumenta, se pierde el rendimiento y el sistema trabaja más lento.

Posiblemente, si se usa una computadora para tareas simples como navegar por internet, utilizar suites de oficina como Microsoft Office o ver vídeos de YouTube, probablemente la frecuencia y la latencia de las memorias DDR no se hagan notar.

Esta percepción cambia cuando se hacen tareas más exigentes, como la edición de vídeos y demás contenido multimedia, cuando se ejecutan videojuegos y otras tareas de virtualización. Si la latencia es baja y la frecuencia no es tan alta, se notará cuando las tareas más exigentes empiecen a ralentizar el sistema y en algunos casos, puede que no ejecute ninguna tarea.

Por esta razón, de nada vale tener una memoria con alta frecuencia y bastante capacidad, pero con una latencia alta. Esto debido a que no habrá equilibrio entre sus componentes y no trabajará eficientemente. Lo mejor es tener una memoria que equilibre su rendimiento entre una baja latencia, una alta frecuencia y un almacenamiento amplio.