Conectado a la red WiFi pero sin acceso a Internet: causas y soluciones

Conectado a Wi-Fi pero sin Internet Causas y soluciones

Si alguna vez te has conectado a una red Wi-Fi, pero sigues sin acceso a Internet, en el siguiente texto se explican las posibles causas a este problema. Además, se mencionan detalladamente cada una de las soluciones que puedes emplear para resolverlo. Ahora bien, en vista de que no tienes la certeza o el motivo exacto de lo que está causando este molesto error, deberás aplicar un método “ensayo y error” para descubrir cuál es la que te afecta.

En este sentido, la falla de acceso a Internet, a pesar de estar conectado a una red inalámbrica o Wi-Fi puede tener distintos motivos. Entre los cuales se pueden mencionar: fallas a nivel del sistema, error de sincronización con el Router o enrutador, dificultades en el servicio de la operadora, etc. Para cada uno de ellos existe una solución simple, las cuales se describen a lo largo de este artículo. Si quieres saber todo lo que necesitas acerca de este tema, continúa leyendo hasta el final.

Causas

Las causas al error “conectado a Wi-Fi, pero sin Internet” pueden ser variadas. Es por ello que, a continuación, se describen las más frecuentes. Lee con atención cada una de ellas y aplica la solución que corresponda a tu caso.

Error en el servicio telefónico

Una de las fallas más comunes en la conexión a Internet, es la incidencia con la línea telefónica u operadora que provee el servicio a la red. Ahora bien, a pesar de que algunas compañías ofrecen soporte técnico a través de llamadas, este no es un problema que dependa directamente de ti o del centro de atención al cliente.

Puesto que, puede deberse a múltiples causas que, muchas veces, no pueden solucionarse de inmediato. En todo caso, la mejor alternativa para este error es esperar y usar los datos móviles o una fuente distinta para conectarte a Internet. Cabe mencionar que, para estar totalmente seguro de que se deba a esto y no sea una falla única en tu hogar, puedes consultar a algún vecino que emplee el mismo servicio telefónico que tú.

Fallas a nivel del sistema

Otro de los motivos que puede estar detrás de que estés conectado a Wi-Fi, pero sin Internet, es una falla en el sistema de tu dispositivo. Ya sea que intentes desde tu móvil o desde el ordenador, si hay un imperfecto o mala configuración en cualquiera de los equipos puede evitar el acceso a la red.

Entre las fallas más frecuentes de sistema se pueden mencionar: la presencia de algún malware, un cortafuegos o antivirus que impida la conexión y problemas en la tarjeta de red del dispositivo. Ahora bien, antes de intentar aplicar la solución a este tipo de inconveniente, lo mejor es que compruebes con otro dispositivo si efectivamente ocurre solo en tu teléfono o computador.

Para ello puedes intentar conectarte desde un equipo diferente a la misma red inalámbrica. En caso de que la conexión sea efectiva, el problema está en tu dispositivo. Si por el contrario, el error persiste a pesar del cambio de terminal, la causa puede estar en otro punto, por lo que deberás seguir intentando con las demás soluciones.

Fallas en el sistema

El punto de acceso no está conectado

El uso de dispositivos o puntos de acceso que expanden la señal de Internet es muy frecuente en sitios concurridos, como centros comerciales o lugares de trabajo. Esto se emplea con el fin de que una gran cantidad de personas puedan conectarse al mismo tiempo, sin interferir en la conexión de otros.

Sin embargo, muchas veces estos puntos de acceso no están conectados al enrutador o puerto principal de Internet. Por lo que, a pesar de marcar la barra de intensidad de señal al máximo, podrías simplemente estar “en el aire”. Ahora bien, para descubrir si realmente se trata de esto, puedes averiguar con otras personas si su conexión funciona correctamente.

En caso de que la respuesta sea sí, tendrás que tratar de encontrar el dispositivo y configurarlo para que este pueda emitir señal correctamente. De esta forma podrá acceder a la red sin ningún problema. Aunque, si lo prefieres, puedes intentar conectarte a otro punto de acceso o buscar una solución más viable para ti.

Problemas con el Router

Los enrutadores son dispositivos que están configurados para responder efectivamente a distintas solicitudes de conexión. Sin embargo, la presencia de muchos dispositivos conectados al mismo tiempo puede evitar que tu equipo se conecte a la red.

Esto se debe a que, cada modelo de Router cuenta con un límite de usuarios establecidos para acceder a Internet y, en caso de que este llegue al tope, ningún otro equipo podrá hacerlo. Por otro lado, los enrutadores muy antiguos pueden presentar fallas en el servicio, lo que ocasiona problemas de conectividad.

Problemas con el Router

Soluciones

Ahora que conoces las posibles causas a la falla de conexión a la red inalámbrica en tu dispositivo, es momento de saber cómo solucionarlas. Aunque a lo largo del texto se han mencionado algunas soluciones simples, existen otras un poco más precisas, las cuales se describen a continuación.

Reiniciar el enrutador

Esta es una de las soluciones más usadas ante las fallas de conexión a Internet. Incluso, al tratarse de ordenadores con SO Windows, reiniciar el modem o enrutador forma parte de la lista de sugerencias provistas por el centro de soluciones. Esto es algo que debe hacerse por un lapso mínimo de 10 segundos, para garantizar que pueda funcionar.

Ahora bien, debes tener cuidado de no presionar el botón de reinicio demasiado tiempo, pues, con ello harías un reset de fábrica. Es decir, cualquier cambio que hayas realizado en tu dispositivo, como el nombre o contraseña, volverá a su estado original. Para saber cómo reiniciar correctamente tu Router, puedes buscar el modelo específico en Internet y realizar los pasos necesarios para ello.

Comprobar el antivirus o cortafuegos

En ocasiones, el antivirus o cortafuegos (firewall) instalado en el ordenador puede impedir que el equipo se conecta a Internet correctamente. Ante este tipo de casos, lo que se recomienda es comprobar la configuración del Sistema o desactivarlo durante un par de minutos para verificar si es esto lo que realmente impide el acceso a la red.

En caso de que alguno de los dos impida que tu ordenador se conecte a la red inalámbrica, deberás configurarlo adecuadamente para evitar el bloqueo. No se recomienda, por ningún motivo, mantener el antivirus o firewall del equipo desactivado.

Comprobar el antivirus o cortafuego

Analizar el equipo en busca de virus

Al igual que el sistema de seguridad del equipo puede impedir que te conectes al Wi-Fi, la presencia de algún virus o malware también lo hace posible. Estos ficheros malignos se encargan de corromper el Sistema y lograr con ello el funcionamiento errado de ciertas funciones o componentes, como la conexión inalámbrica.

Es por ello, que se recomienda mantener el equipo resguardado con un antivirus, bien sea el que Windows ofrece por defecto o instalar uno que consideres adecuado. De esta manera tu dispositivo estará protegido contra posibles ataques.

Utilizar el solucionador de problemas de Windows

Esta función se encuentra de forma nativa en los ordenadores con Sistema Operativo Windows y permite analizar el estado de la red en busca de problemas, a los cuales ofrece algunas soluciones. Si bien esto no garantiza que la conexión inalámbrica funcione correctamente de nuevo, es algo que puedes tener en cuenta ante este tipo de inconvenientes.

Utilizar el solucionador de problemas de Windows.

Restablecer los valores de red

Si todo lo demás falla, puedes recurrir al restablecimiento de los valores de red. Esto es algo que puedes hacer manteniendo presionado el botón del enrutador durante unos quince segundos. Sin embargo, como se mencionó unas líneas más arriba, esto eliminará cualquier cambio que hayas aplicado, como las configuraciones personales. No obstante, podrás volver a cambiar el nombre o clave del Wi-Fi cuando desees, siguiendo los pasos necesarios.

Como se pudo observar a lo largo de este post, las causas para estar conectado a Wi-Fi, pero sin Internet, pueden ser muchas. Sin embargo, existe una lista de posibles soluciones que puedes aplicar para intentar resolverlo. Ahora bien, debes tener en cuenta que estas son solo algunas, pues hay diferentes alternativas.

Subir